CRUZ & RIVERA LAW OFFICES
  Divorcio por Consentimiento Mutuo y Ruptura Irreparable
 
DIVORCIO: Consentimiento Mutuo y Ruptura Irreparable
El 18 de agosto de 2011 se aprobó la Ley 192 a los fines de incluir en el Código Civil de Puerto Rico, el Mutuo Consentimiento  y la Ruptura Irreparable como causales de divorcio. El Código Civil de Puerto Rico es el instrumento por el cual se ordena y se regula en Puerto Rico el derecho entre las personas privadas en áreas tales como familia, propiedad y obligaciones y contratos.
El Artículo 97 del Código Civil establece las 10 causales de divorcio que existían antes de la aprobación de la Ley 192. Estas son:
1.       Adulterio.
2.       La condena de reclusión de uno de los cónyuges por delito grave, excepto cuando dicho cónyuge se acoja a los beneficios de sentencia suspendida.
3.       La embriaguez habitual o el uso continuo y excesivo de opio, morfina o cualquier otro narcótico.
4.       El trato cruel o las injurias graves.
5.       El abandono de la mujer por su marido o del marido por su mujer, por un término mayor de un (1) año.
6.       La impotencia absoluta perpetua e incurable sobrevenida después del matrimonio.
7.       El conato del marido o de la mujer para corromper a sus hijos o prostituir a sus hijas, y la convivencia en su corrupción o prostitución.
8.       La propuesta del marido para prostituir a su mujer.
9.       La separación de ambos cónyuges por un período de tiempo sin interrupción de más de dos (2) años.
10.   La locura incurable de cualquiera de los cónyuges sobrevenida después del matrimonio, por un período de tiempo de más de 7 años, cuando impida gravemente la convivencia espiritual de los cónyuges, comprobada satisfactoriamente en juicio por el dictamen de 2 peritos médicos.
 
A estas 10 causales ahora se añaden:
11.   Mutuo consentimiento.
12.   Ruptura irreparable.
 
Sin embargo, estas dos últimas causales fueron reconocidas previamente por el Tribunal Supremo de Puerto Rico en el caso de Figueroa Ferrer v. ELA, 107 DPR 250 (1978). No obstante,nunca se había aprobado una ley que las incluyera en el Código Civil de Puerto Rico.
 
RUPTURA IRREPARABLE
Esta causal tomó gran auge cuando la ex gobernadora Sila Calderón se divorció del      Sr. Ramón Cantero Frau alegando ruptura irreparable de su matrimonio. Posteriormente mediante la determinación del Tribunal Supremo de Puerto Rico en Salvá Santiago v. Torres Padró, 171 DPR 332 (2007) se impidió la radicación de estos casos por entender que era una modalidad del consentimiento mutuo y no una causal distinta y separada de esta. Actualmente para radicar un divorcio por ruptura irreparable se requiere la presentación de una demanda en la que se alegue que los nexos de convivencia del matrimonio se rompieron irreparablemente; es decir, que existen diferencias irreconciliables entre los cónyuges que impiden la continuación del vínculo matrimonial. Al radicarse una demanda, resulta necesario notificarle al demandado(a) mediante emplazamiento personal o por edicto (periódico). El demandado(a) tendrá 30 días para contestar la demanda, es decir, aceptar o negar lo alegado en la demanda. Si no contesta, se le anotará la rebeldía, a solicitud de la otra parte, y el proceso de divorcio continuará.
 
CONSENTIMIENTO MUTUO
Esta causal es una de las más utilizadas por aquellos que deseen divorciarse sin tener que ventilar las razones para ello. Se inicia mediante la presentación de un escrito (petición) juramentada por ambas partes en la que establecen todo lo relacionado con los bienes, deudas y los hijos. Una de las ventajas es que las partes liquidan la Sociedad Legal de Bienes Gananciales ya que acuerdan lo relacionado con los bienes adquiridos en el matrimonio. Esto evita que las partes tengan que radicar un caso de Liquidación de Bienes con posterioridad al divorcio. Las demás causales de divorcio no conllevan la Liquidación de la Sociedad de Gananciales.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=