CRUZ & RIVERA LAW OFFICES
  Derecho de los abuelos a relacionarse con sus nietos
 
DERECHOS DE LOS ABUELOS
SOBRE SUS NIETOS
 
En el derecho puertorriqueño no existía disposición alguna para reglamentar jurídicamente el derecho de los abuelos para relacionarse con sus nietos hasta que se aprobó la Ley 182 del 22 de diciembre de 1997. Esta ley incorporó el Artículo 152A al Código Civil de Puerto Rico, según enmendado. Esta le reconoce legitimación jurídica a los abuelos a acudir a los tribunales para ser oídos respecto al derecho de visita; al derecho de visita a los abuelos respecto de sus nietos menores no emancipados luego de la disolución del núcleo familiar por muerte de uno de los padres, o tutor o por divorcio, nulidad del matrimonio, o separación; y para facultar al tribunal a dictar las órdenes que sean necesarias para hacer valer dicho derecho, siempre que convenga a los mejores intereses del menor.
 
El Artículo 152A, introducido por la Ley 182, establece lo siguiente:
"Luego de la disolución del núcleo familiar, ya sea por la muerte de uno de los padres o divorcio, separación o nulidad del matrimonio, no podrán los padres o tutor que ejerza la patria potestad y custodia sobre un menor no emancipado, impedir sin justa causa que éste se relacione con sus abuelos.
Cuando se trate de un menor no emancipado, fruto de una relación extramatrimonial, tampoco podrá el padre o la madre o tutor que ejerza la patria potestad y custodia sobre dicho menor, impedir sin justa causa que éste se relacione con sus abuelos.
En caso de oposición por parte del padre o madre o tutor que ejerza la patria potestad y custodia sobre dicho menor no emancipado se reconoce legitimación jurídica a los abuelos para ser oídos ante el juez quien decidirá lo procedente tomando en consideración las circunstancias particulares de cada caso y los intereses y bienestar del menor".
Puntos importantes de la Ley 182
  • Reconoce que los abuelos juegan un papel importante en las familias y contribuyen al desarrollo físico, social y emocional de sus nietos.
  • Determina que los padres o tutores que ejerzan patria potestad o custodia sobre un menor no emancipado, no podrán impedir, sin causa justa, que éstos se relacionen con sus abuelos.
  • La Ley le provee a la abuela o al abuelo el derecho de ser oído, pero el tribunal determinará si concede o no el derecho de visita, velando primordialmente por el mejor interés del menor.
  • El padre, la madre o tutor del menor no podrán impedir u oponerse, sin justa causa, a las visitas de éste con sus abuelos, aun cuando el menor sea fruto de una relación extramarital.
  • Esta ley viene a hacer justicia a las abuelas y abuelos que, de repente, ven interrumpidas las relaciones con sus nietos por decisiones tomadas por sus custodios.  En algunas ocasiones, estas  interrupciones han provocado malestar, desconsuelo y hasta destructivos efectos emocionales, tanto para los menores como para sus abuelos.
Es importante que los niños experimenten el amor, la seguridad y aceptación que brindan los abuelos. Estos proveen apoyo en la crianza de los niños, tanto en el aspecto físico como emocional. Durante la separación o divorcio de los padres, el contar con la figura de apoyo y amor de los abuelos puede ayudar a los niños a reducir el impacto de esta experiencia y a superar el dolor de la pérdida. Mientras más personas participen en la vida del niño brindándoles amor y atención, mayor será su estabilidad emocional.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=